La sonrisa que vuelve y se queda

El tiempo es algo sumamente relativo. Una clase de matemáticas dura una eternidad y en cambio el recreo es cortísimo. Así la vida, que definimos con un dicho muy mexicano: Que tanto es tantito.

En temas de duelo, la duración de cada etapa es totalmente personal. Un traje hecho a la medida. Hay quien se estaciona en la negación un buen rato, quien se aferra al enojo o quien quiere correr rápido, para llegar a la aceptación en dos semanas. Eso no es posible porque tampoco existen los duelos de microondas.

Si nos quedamos en la tristeza el tiempo suficiente como para extraer significado de ella, entonces no habrá sido estéril el dolor. Habrá dado fruto a un nuevo tú más resistente y empático.

Mi tolerancia a la tristeza ajena es sorprendente. Puedo escuchar a un paciente lamentarse de su suerte sesión tras sesión y yo, como en las escuelas,  no grito, no empujo y no corro.Pero conmigo, no me sucede lo mismo. Tengo una vocecita interior que me levanta de la cama, no es un Pepe Grillo, se parece mucho a la de Goofy. Esa voz relajada y espontánea, me pone a comer Ruffles verdes y a escuchar canciones de Miguel Bosé. Me hace como ayer por ejemplo, voltear al cielo y ver un hermoso eclipse.

La naturaleza siempre me hace sentir agradecida y últimamente me ha regalado fenómenos hermosos, explicables para mí, únicamente a partir de la existencia de un creador a quien nadie le gana en generosidad.

Leí todos sus comentarios a mi entrada anterior, revisé uno a uno sus correos, mensajes y notas de voz. Su cariño me rebasó. La verdad es que sí me sentía apreciada, pero hoy, me siento muy rodeada de amor. No sé si ponerme romántica y achacarle algo de esto a mi mamy que ande haciendo travesuras en el cielo para que yo aguante su ausencia o simplemente entender que la vida me seduce, que amo estar viva.

Mi sonrisa volvió y de muchos colores. En parte gracias al cariño de todos ustedes y su gran capacidad de poner en palabras su solidaridad y respeto. Y por otro lado, porque estoy segura, aunque no lo recuerdo, que precisamente debe de haber sido mi mamy la que me enseñó a sonreír. Yo lo hacía con mis hijos cuando me escondía bajo su cobijita y reaparecía súbitamente con tal de oírlos carcajearse. Así que si fue obra de ella, habré de demostrarle que las lecciones bien dadas no se olvidan cuando el maestro ya no está presente. Por el contrario, es cuando más deben ponerse en práctica.

Esta sonrisa llegó para quedarse, así que agárrense porque para mí el año está apenas comenzando. 2019 traerá libro nuevo bajo el brazo, viajes de gira de promoción, proyectos nuevos y muchas, muchas conferencias. Será nuestro año; el de ustedes y mío porque desde ahora les digo que su fuerza es la mía y viceversa.

La gran sirena de la vida me cantó al oído y no hubo mástil del cual pudiera amarrarme. Me arrastró con ella y le sonrío, desde el fondo de mi alma.

Siempre, Paz y bien.img_1975

5 pensamientos en “La sonrisa que vuelve y se queda

  1. Mi Gaby querida,
    Es un agasajo leerte, verte sonreír y aprender de ti a cada instante. Gracias por hacer lo que haces, por compartirte, por permitirnos estar cerca de ti. Todo mi cariño, respeto y admiración
    P. D. Y sí… ¡2019 será nuestro año!

    Le gusta a 1 persona

  2. Que este 2019 la felicidad y el amor que están siempre rodeándonos nos sigan abrazando con fuerza para continuar viajando por la vida con una gran sonrisa como la tuya Gaby. Abrazo y beso cariñosos.

    Le gusta a 1 persona

  3. Bello mensaje, que tu sonrisa perdure por siempre y para siempre. Un gusto verte Feliz.

    No hace mes que mi madre (60 años) falleció a causa de enfermedad, y hace días una prima (32 años en fatal accidente carretero). Duele en el corazón, en el alma, hasta los huesos.
    Por mi madre hice cuanto pude en Vida, también creó que todos somos de paso en esta «Bella Vida» y tenemos alguna misión, no cuestiono el porque de las cosas que suceden, se vale extrañar, estar triste, llorar, pero se que saldré adelante, y que amis 30 años volveré a reconstruirme con la fortaleza que tengo en Dios, Y volver a Sonreír nuevamente ala Vida.

    #SiempreFuertes.

    #BENDICIONES Gaby. 💕

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s