La vida de colores

Recientemente estuve en La Feria Internacional del libro en Guadalajara. Una verdadera gozada estar con autores, tantos libros y ávidos lectores. Una fiesta llena de colores,pero no por las portadas de los textos, sino por el cabello de los asistentes.

Me sorprende que el hombre y en este caso específico la mujer; siempre quiere enmendarle la plana a la naturaleza. Con gran asombro descubrí ahí, que lo de hoy es el color en la cabeza.

No un aburrido café, negro o amarillo que son clásicos. Había que usar todo el Pantone para mostrar que las cosas se pueden hacer diferentes.

El punto es destacar por la apariencia en un estridente grito de «aquí estoy» que va abriendo paso a su andar.

Está bien, está muy bien. Celebro todo aquello que haga divertida la vida sin dañar nuestra salud o la de alguien más. Y como yo no quiero dejarle el mundo solamente a los jóvenes; a partir de hoy luzco unos muchos cabellitos blancos en mi larga cabellera café sin chiste. Que no vayan a creer ustedes que son canas; no, no no. Son ganas. Ganas de vivir la vida en toda su paleta de tonalidades.

Hay dolor y pérdida en esta existencia sin duda, pero también existe la manera franca de tomarse las cosas con menos seriedad y con ánimos de innovación

¡Viva el rosa, el naranja y el morado bajo los sombreros! El rojo encendido en el corazón y la voluntad de tratarnos todos como iguales en el alma.

Amo los tiempos que estamos viviendo; entre otras cosas por que son los que hay y la opción de no vivirlos no es viable para mí.

Feliz Navidad inclusiva, feliz vida de colores para todos ustedes.

Un pensamiento en “La vida de colores

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s