Una vida dulce sin azúcar

Tener un blog es muy parecido a trabajar en un Table Dance. Uno se quita la ropa.

Se desnuda ante los lectores porque se vuelve un espacio tan íntimo y tan personal que no queda opción más que  ser uno mismo.  Piensas algo, lo pones. Tomas una decisión, la compartes y así pronto quienes te leen, te conocen más que tus propios amigos que válgase la ironía; no te siguen en redes ni leen lo que escribes.

Hace tres meses dejé el azúcar refinada. La dejé por completo, ni catsup le pongo a mis papas  para que me entiendan.

No fue una recomendación médica ni una imposición de nadie. Decidí después de mucho leer e investigar que realmente el azúcar hace daño. Que es como el diablo que se disfraza y llega a ti vestido de tentación y placer pero que realmente trae consigo una agenda muy dañina.

No se los dije antes porque no era un propósito de año nuevo ni algo que yo estuviera segura de poder cumplir. Lo hice porque quería probarme a mi misma que puedo mantenerme firme en algo que realmente me cueste trabajo. Algunos de ustedes me consideran valiente por hablar en una conferencia frente a 8000 personas; eso se me da. Otros creen que hay gran mérito en que haya escrito  y publicado 4 libros pero eso es más una necesidad en mí que un oficio. Es mi manera de hablarle al mundo, de agradecer y orar por cambios. Las letras son como otra piel que no puedo ni he intentado nunca descoserme. Pero dejar de comer o consumir algo que me gusta eso sí ganaría mi propio respeto. Por eso tomé la decisión de sacar a los azúcares de mi vida.

Claro que fui a partir Rosca de Reyes pero no me la comí, por supuesto que fue mi cumpleaños y me dieron muchos pasteles y dulces regalos que agradecí en el alma pero compartí con mi familia y amigos. Me mantengo firme en algo que no es un sacrificio, es una decisión y así todo es más sencillo de realizar.

Me respeto por lo que estoy haciendo, no es una dieta, es congruencia. Y extiendo la invitación para quien esté listo y dispuesto a parar de hacer algo que lo esté dañando. Manden una señal clara al universo que se quieren, que valoran su salud y que desean conservarla.

No buscamos ser perfectos pero felices sí y respetarnos y sabernos gobernadores de nuestras acciones nos pone en un mucho mejor sitio para presenciar el espectáculo de la vida y participar de él.

Deseo lograr mi meta, no he flaqueado y tal vez y solo tal vez, a esta determinación se le sume el ahora sí hacer ejercicio de manera constante. Estoy buscando ser mi mejor versión y que cuando llegue mi momento de rendir cuentas cuando menos vean que iba en la dirección correcta aunque tal vez no haya alcanzado el destino final.

Un movimiento perpetuo, eso decía Augusto Monterroso ,escritor guatemalteco, que era la vida, un movimiento sin fin hasta que el final llega y solo quedará lo que hemos amado y la satisfacción del deber cumplido.

Hoy mi vida es muy dulce y tiene mucha sed de nuevas aventuras,  metas y viajes. Gracias siempre mis lectores, por acompañarme en cada uno de estos trayectos.

Paz y bien

pexels-photo-918327.jpeg

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

4 pensamientos en “Una vida dulce sin azúcar

  1. TE felicito Gaby, es una decisión acertada, y qué tal vez yo no podría cumplir., pero teadmiro aún más por eso… por ser un excelente ser humano y que me ayudaste con la muerte de mi padre por eso ya te admiraba y sobretodo te lo agradecí, suerte

    Le gusta a 1 persona

  2. Gaby querida admiro mucho tu talento, soy tu fan desde hace tiempo leí tus libros, escucho tus participaciones en la radio te sigo en face y e buscando tus vídeos en YouTube y ahora esperándome q tienes un blog, que alegría es q compartas tus experiencias con nosotros, te deseo mucho éxito me gustaría que fueras mis coach

    Le gusta a 1 persona

  3. Así es mi querida Gaby. Tu vida sin azúcar. Al menos yo quisiera tener ese coraje de no extrañar tanto. Duele hasta lo mas profundo . ya son 2 meses de su partida de ese amor de mi vida. Un día diré como tu. No necesito azúcar para endilzarme la vida.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s