Salva tu relación

Esa sensación de no estoy en paz, de sé que tengo algo que hacer pero no lo hago , es terrible. Y así se nos pueden pasar los días, las semanas y meses sabiendo que tengo que tener ese acercamiento, que debo doblar mi orgullo o propiciar esa conversación que lo cambie todo y sin embargo no quiero hacerlo. Creemos que hay más tiempo que vida  y esto no es así. La vida es hoy, está ocurriendo mientras escribo y tú lees esta entrada. Está apelándote a que le des una respuesta, a que te unas al llamado de tus sentidos y seas feliz.

Tal vez el punto radica en que no crees merecer esa felicidad, que no has hecho bien o no eres lo suficientemente bueno pero créeme, lo eres.  La resolución de todos los conflictos está a la distancia de una conversación. Tengámosla, hagamos uso de ese único don que nos separa de otras creaturas y que es la palabra.

Algo muy importante es desde dónde sale eso que vamos a decir; si sale desde el miedo, nuestro discurso se vuelve una agresión. Si sale desde la baja autoestima, nuestro verso es un lamento. Pero si sale desde el amor, entonces lo que hablemos será caricia. Amor por nosotros mismos antes que nada, porque al amarnos buscamos el bien para nosotros. Decidimos, en una elección fundamental, dejar de sufrir y reconectarnos al pulso vital del día a día. Amor también hacia el otro, el que me complementa y acompaña, el que me ilusiona y obsequia su presencia. Amor a la vida y a quien yo crea que la creó. Amor a mis padres para quienes yo he sido su niña o su niño consentido y no he estado tratándome de esa manera.

Entiéndelo así, cada vez que te consientas, que te hables bonito, que te respetes y alegres, estarás honrando a tus padres que creyeron que eras merecedora o merecedor de ese buen trato y cariño. Que te dieron todo lo que pudieron para habilitarte para la vida y que su ausencia hoy no se ha llevado tu valor ni espíritu, sino por el contrario, ha fortalecido tu estructura para responder con toda ella un Sí rotundo a la vida.

Como tanatóloga te comparto que lo que más me repiten en consulta es : “Daría todo lo que tengo por poder tener 5 minutos con esa persona, verlo una última vez y decirle cuánto lo amo”. Si tú hoy puedes hacerlo, no permitas que esas palabras se ahoguen en tu boca y sean el remordimiento del mañana. Salva tu relación.

Desde ahí, desde mis palabras yo te abrazo el día de hoy.

IMG_0005-1.JPG

Anuncios

Un pensamiento en “Salva tu relación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s